Desde 1673 la Ciudad de Panamá se estableció en una pequeña península resguardada por el Cerro Ancón.  Por cuatro siglos y medio, cada ladrillo, cada trozo de madera, cada piedra, cada teja, los tablones y la herrería de un balcón; fueron testigos y cuentan la historia de una ciudad;  de las familias que la habitaban, de sus esclavos y sirvientes, de humildes trabajadores, de negocios y empresas que aún son productivas hoy en día, de extranjeros que por distintos motivos llegaron y se establecieron haciendo de este pedacito de tierra, su hogar.
La historia de nuestro país y sobre todo el desarrollo  de la Ciudad de Panamá y Colón, esta íntimamente relacionada con su posición geográfica y estratégica como área de paso e intercambio entre mares, lo cual nos hizo el lugar ideal para el establecimiento del primer Ferrocarril Transcontinental y mas adelante para la construcción de un Canal Interoceánico.

El establecimiento del Ferrocarril le dio a la Ciudad de Panamá una gran actividad económica y por ende un gran crecimiento poblacional;  para 1850 ya la Ciudad se había expandido a las áreas adyacentes y surgió la necesidad de establecer un medio de transporte masivo y en 1890 se construyó el primer sistema de tranvía paralelo a la construcción del Canal por los franceses por una compañía Inglesa. Posteriormente fue ampliado y extendido durante la construcción del Canal por los norteamericanos y funciono hasta la década del cuarenta cuando en la noche del sábado 31 de mayo de 1941 realizó su último viaje.

Han pasado 71 años y aún hoy podemos ver los vestigios del inicio de la trocha de rieles de 42” (1.07m), que operaba en 17km de la cuidad, embutidas en el enladrillado de algunas de las calles de San Felipe como mudo testigo de una época pasada, donde el automóvil no era el protagonista y la ciudad era para el peatón.

Al principio del siglo pasado, teníamos nuestro sistema de tranvía eléctrico, el cuarto en Latinoamérica y en el tema de transporte público estábamos al nivel de grandes ciudades como Buenos Aires, Río de Janeiro, México, etc.  El tranvía es el precedente del Metro o Subway de hoy.

Por alguna razón, que no comprendo y que las autoridades competentes no han explicado, durante los trabajos de mejoramiento y soterramiento de servicios públicos en el Casco Antiguo frente al monumental edificio del Ministerio de Gobierno y justicia, eliminaron una se sección de los históricos rieles, al parecer para el MOP y Odebrecht, no tienen valor y solo son un estorbo para el desarrollo del trabajo a su cargo.

Estos rieles son un elemento histórico, fueron parte de una época y un atractivo turístico del Casco Antiguo, ante la mirada y actitud inerte de la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico veo desaparecer poco a poco nuestra memoria histórica.

tranvia2